Utilizamos cookies próprios e de terceiros para coletar informação estatística do uso de nosso site e lhe mostrar publicidade relacionada com suas preferências mediante a análise de seus hábitos de navegação. Se continuar navegando, consideramos que aceita o uso dos cookies. Você pode mudar a configuração ou obter mais informações aqui.
Fechar
Planeta de Libros
Igor A. Caruso
Nazismo y eutanasia

Igor A. Caruso

Nazismo y eutanasia
Editorial: Tusquets
País de publicação: México
Formato único

Quién fue realmente Igor A. Caruso?

Sinopse de Igor A. Caruso:

El 9 de octubre de 2012, en un seminario sobre la historia del psicoanálisis en México dirigido por Felipe Flores, se anunció que Igor Caruso, referente fundacional del Círculo Psicoanalítico Mexicano (CPM), colaboró con el régimen nazi. En 1942, Caruso realizó diversas evaluaciones psicológicas en el pabellón de niños de la clínica Am Spiegelgrund. Éstas eran revisadas por las autoridades del lugar y, en algunos casos, eran utilizadas para justificar o no la eutanasia; o dicho de otra forma, para justificar cuáles eran vidas dignas de ser vividas.

Así, este análisis se enfoca en un fragmento de la historia del psicoanálisis en México, profundamente vinculado a la ciudad de Viena y a la política de exterminio del Tercer Reich; pero, acaso sobre todo, trata de sus complejas resonancias en nuestro presente histórico.

De las preguntas éticas sobre la responsabilidad de Caruso a los cuestionamientos políticos del silencio de sus alumnos y analizados, esta investigación confirma la vigencia del racismo y nos obliga a preguntarnos, como se pregunta la analista Ma. Alejandra de la Garza: si no somos responsables de los actos de los otros, de aquellos que nos antecedieron, ¿de qué sí lo somos?

O autorIgor A. Caruso

O autorIgor A. Caruso

Ficha técnica

Data de publicação: | Idioma: Español | ISBN: 978-607-421-666-0 | Código: 10122747 | Apresentação: Epub 2 | Coleção: Tiempo de Memoria

Todas as opiniões de Igor A. Caruso

Este livro tem 0 Comentários, seja o primeiro a comentar!
Deixar um comentário