Utilizamos cookies próprios e de terceiros para coletar informação estatística do uso de nosso site e lhe mostrar publicidade relacionada com suas preferências mediante a análise de seus hábitos de navegação. Se continuar navegando, consideramos que aceita o uso dos cookies. Você pode mudar a configuração ou obter mais informações aqui.
Fechar
PlanetadeLivros.com.br
Iris T. Hernández

Iris T. Hernández

No me tientes, es una advertencia
Compre

No me tientes, es una advertencia

Iris T. Hernández

Una novela romántico-erótica en la que el encuentro de dos personas de mundos totalmente opuestos provocará que salten chispas. 

Compre
Sinopse de No me tientes, es una advertencia

Creía que estaba a punto de acariciar el cielo, de cumplir el único sueño por el que había luchado durante años, por el que dejé a un lado a mi familia e incluso mi vida amorosa. ¡Deseaba que todo el mundo supiera quién era Giulietta¡ 

Para ello me abrí hueco en la industria de la moda y allí me encontré con Andrew, un tiburón de Wall Street. Lo reconocí al instante; un afamado mujeriego, pero para mí sólo era un chico con una apariencia que no se ajustaba a la realidad, o eso quería creer, porque todos estaban seguros de que me rompería el corazón y me lo dejaría hecho trizas en cualquier momento. 

Debería haberme alejado de él, pero en cuanto sus labios rozaron mi piel, supe que todo se iba a complicar. ¿Pero qué puedes hacer si lo que descubres es tan intenso y adictivo que ya no concibes la idea de elegir otro camino?

Creía que estaba a punto de acariciar el cielo, de cumplir el único sueño por el que había luchado durante años, por el que dejé a un lado a mi familia e incluso mi vida amorosa. ¡Deseaba que todo el mundo supiera quién era Giulietta¡ 

Para ello me abrí hueco en la industria de la moda y allí me encontré con Andrew, un tiburón de Wall Street. Lo reconocí al instante; un afamado mujeriego, pero para mí sólo era un chico con una apariencia que no se ajustaba a la realidad, o eso quería creer, porque todos estaban seguros de que me rompería el corazón y me lo dejaría hecho trizas en cualquier momento. 

Debería haberme alejado de él, pero en cuanto sus labios rozaron mi piel, supe que todo se iba a complicar. ¿Pero qué puedes hacer si lo que descubres es tan intenso y adictivo que ya no concibes la idea de elegir otro camino?

Bibliografia de Iris T. Hernández

Carregando...