Utilizamos cookies próprios e de terceiros para coletar informação estatística do uso de nosso site e lhe mostrar publicidade relacionada com suas preferências mediante a análise de seus hábitos de navegação. Se continuar navegando, consideramos que aceita o uso dos cookies. Você pode mudar a configuração ou obter mais informações aqui.
Fechar
PlanetadeLivros.com.br
Elisabeth Kübler-Ross
Zurich, Suiza, 1926
Scottsdale, Arizona, Estados Unidos, 2004
Elizabeth Kübler-Ross

Elisabeth Kübler-Ross

Zurich, Suiza, 1926
Scottsdale, Arizona, Estados Unidos, 2004

La muerte: un amanecer
Compre

La muerte: un amanecer

Elisabeth Kübler-Ross

Nueva edición con CD del bestseller de la reconocida doctora y psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross.

Compre
Sinopse de La muerte: un amanecer

El trabajo de la doctora Kübler-Ross nos confirma que la muerte es un pasaje hacia otra forma de vida y nos hace comprender que la experiencia de la muerte es casi idéntica a la del nacimiento, puesto que se trata del inicio de otra existencia, el paso a un nuevo estado de conciencia en el que se continúa experimentando, viendo y oyendo, comprendiendo y riendo, y en el que se tiene la posibilidad de perseverar en el crecimiento espiritual.

Morir es trasladarse a una casa más bella, se trata sencillamente de abandonar el cuerpo físico como la mariposa abandona su capullo de seda.

Gracias a ella sabemos que una luz brilla al final, y que a medida que nos aproximamos a esa luz nos sentimos llenos del amor más grande, indescriptible e incondicional que podamos imaginar.

El trabajo de la doctora Kübler-Ross nos confirma que la muerte es un pasaje hacia otra forma de vida y nos hace comprender que la experiencia de la muerte es casi idéntica a la del nacimiento, puesto que se trata del inicio de otra existencia, el paso a un nuevo estado de conciencia en el que se continúa experimentando, viendo y oyendo, comprendiendo y riendo, y en el que se tiene la posibilidad de perseverar en el crecimiento espiritual.

Morir es trasladarse a una casa más bella, se trata sencillamente de abandonar el cuerpo físico como la mariposa abandona su capullo de seda.

Gracias a ella sabemos que una luz brilla al final, y que a medida que nos aproximamos a esa luz nos sentimos llenos del amor más grande, indescriptible e incondicional que podamos imaginar.

Bibliografia de Elisabeth Kübler-Ross

Carregando...